Guía Práctica del incienso, ¿Para qué sirve el incienso? Tipos de incienso, significado, usos y propiedades…

Un aire de misticismo rodea a quienes han sabido emplear el incienso como herramienta para dominar estados de ánimo, energías y relaciones.

Los aromas nos conectan con la parte más interna de nosotros mismos. Un olor es capaz de transportarnos en el tiempo hasta un momento de nuestro pasado que ya no recordábamos. De la misma forma las fragancias actúan de maneras especiales sobre nosotros. Estos hechos son conocidos por la Humanidad desde los tiempos más remotos. Todas las culturas han utilizado los aromas en sus religiones y en los actos más significativos de su vida.

Cada incienso tiene unas propiedades especiales, que debemos conocer para, además de disfrutar de sus aromas, aprovechar sus características para mejorar nuestra vida, y tener mayor bienestar en todos los aspectos de nuestra vida. Estas son las propiedades de algunos de los más conocidos inciensos:

Mucho se ha investigado sobre el significado del olor del incienso a lo largo de los años, probablemente el mayor responsable de sus beneficios. De acuerdo a sus componentes, el aroma que emana de las varitas de incienso influye tanto en la mente como en el cuerpo de forma positiva.

A continuación, te contamospara qué sirve el incienso, qué tipos de incienso existen, qué significado y propiedades tiene cada uno de sus aromas y cuál es la mejor manera de usarlo.

1.- ¿QUE ES EL INCIENSO?

El término “incienso”, que proviene del latín “incensum”, significa encender. Se trata de una preparación a base de resinas aromáticas de origen vegetal que, mezcladas con aceites de numerosas esencias, desprenden un humo balsámico al arder. La palabra también se utiliza para referirse al humo o perfume que produce la combustión del incienso.

Las primeras nociones del uso del incienso se remontan a la antigüedad. Entre los egipcios, por ejemplo, era muy usado por las clases privilegiadas. Las primeras recetas conocidas son, de hecho, egipcias, tal como el Kiphi.

A medida que fueron descubriéndose sus cualidades, el uso del incienso se extendió por todo el mundo. Muchas culturas lo adoptaron por sus propiedades medicinales y lo incorporaron a sus ritos religiosos por la paz y serenidad que brinda, convirtiéndose en el compañero ideal para la meditación y contemplación.

La presentación más popular de incienso es el de varita, usado frecuentemente para conectar con el plano espiritual, de diversas religiones y prácticas místicas. Estos palillos energéticos han trascendido por años como vehículo de meditación y bienestar del cuerpo y el alma.

En otros países, también se le conoce como sahumerios y se emplea específicamente en una zona del cuerpo para armonizar y alinear, a través del sentido del olfato, nuestra energía.

La razón por la que inciensos o sahumerios se han convertido en poderosas herramientas para el bienestar propio, es porque el material que los compone proviene de las plantas y estas poseen propiedades curativas y sanadoras de gran fuerza.

DATOS HISTORICOS

En el Antiguo Egipto el uso de incienso era una parte muy importante en sus costumbres y rituales. De hecho, a cada una de las diferentes y selectas hierbas y otros ingredientes del incienso se les atribuían propiedades místicas específicas. Incluso los médicos egipcios realizaban sahumerios durante sus prácticas médicas para expulsar a los demonios (estados espirituales mentales negativos) que sabían con certeza que eran los causantes de determinadas enfermedades mentales, hoy en día, las llamadas enfermedades psicosomáticas.

Para sus dioses, los egipcios utilizaban las más preciadas variedades de incienso. Estos artesanos de incienso, en los tiempos de los Faraones, sabían todos los secretos para la elaboración de incienso de alta calidad. Se ha podido constatar que en alguna de las preciadas vasijas encontradas en las cámaras funerarias de Tutankhamón, tenían guardadas cientos de clases de incienso que han conservado todavía su magnífico aroma a través de los siglos.

Uso de Inciensos en el Antiguo Egipto

La tradición budista del incienso, desde los tiempos de Buda, los seguidores del creador del budismo, han estado fascinados por los aromas fragantes del incienso. Puede ser que los primeros productos que la India importaba fuesen los inciensos de Arabia y Egipto. Con el transcurrir del tiempo, desde la India hasta China y el Tíbet, sus habitantes han encontrado y experimentado el encanto de la magia del incienso.

Como caso especial, la mayor predilección por el uso del incienso se da entre los Budistas del Tíbet, donde se quema en los ritos de iniciación de los monjes. También es una costumbre fija su uso en los rituales diarios celebrados en los monasterios y en los templos budistas. El objetivo principal de los Budistas Tibetanos, en los que intervienen los aromas y las vibraciones armónicas de los inciensos, es invocar el apoyo de los espíritus benefactores del ambiente.

Hoy en día, para los budistas, el incienso es parte de sus vidas y, éste no puede faltar en las fiestas y ceremonias. Para los tibetanos, el incienso se quema con motivo de las costumbres sociales, como los bautizos, las bodas y en muchas otras ceremonias.

El incienso tibetano es uno de los más antiguos y naturales que existe actualmente en el mercado mundial. Es una artesanía milenaria y, desde luego, todo el incienso está hecho a mano y en Nepal. Hasta el secado del incienso se hace al sol. Se trata de un incienso integral, sin fósforo ni ingredientes tóxicos.

El incienso tibetano es de un material selecto y de alta calidad, conteniendo éste sustancias aromáticas bien conocidas como almizcle, sándalo rojo y blanco, azafrán, canela, etc., y compuesto de hierbas y raíces del Himalaya, con un total medio de 25 ingredientes secretos, y algunos llegan a tener más de 35 hierbas selectas diferentes. Ha sido elaborado según las viejas y secretas fórmulas que descubrieron hace siglos los Rimpoches (venerados lamas iluminados) y esmerados procesos, que han sido transmitidos de generación en generación. El objetivo es que prevalezca la paz en aquella casa donde el incienso se quema.

El incienso se utiliza también en el Budismo japonés, al igual que en el sintoísmo, la religión originaria del Japón, el taoísmo y confucianismo en China y el Hinduismo y otras religiones en India, todas ellas originadas a partir del Budismo Tibetano.

Inciensos Tibetanos

Tradición Judeo-Cristiana, la utilización del incienso formo parte de los ritos religiosos de las culturas antiguas y asimismo tiene una larga historia tanto en el judaísmo como en el cristianismo. El incienso es mencionado frecuentemente en las escrituras hebreas y en el capítulo primero del evangelio de Lucas, donde encontramos a Zacarías en el templo en el momento en que se ofrenda incienso. El salmista expresa el simbolismo del incienso y la oración. “Que mi oración suba hasta ti como el incienso, y mis manos en alto, como la ofrenda de la tarde” (Salmo 141, 2). Uno de los regalos que ofrecieron los Magos al Cristo niño incluía oro, mirra e incienso. En la Segunda Carta de Corintios 2: 14-16 el conocimiento de Cristo es comparado a una fragancia. La visión del cielo en el libro del Apocalipsis incluye a los ancianos que portaban copas llenas de incienso, descrita como las oraciones de los santos. (Apocalipsis 5, 8)

Las nubes de incienso representan la limpieza y la purificación, y el suave aroma sugiere el revestimiento de justicia de Cristo con la que cubre nuestros pecados. El incienso, algunas veces, es utilizado para honrar los objetos sagrados y al pueblo santo, que es el símbolo primario de la liturgia. Por ejemplo, el libro del evangelio, el altar, el pan y el vino, los celebrantes y la asamblea son incensados como una forma de hacer visible su importancia en la liturgia. El incienso es también utilizado para añadir un acompañamiento festivo a las procesiones, agregando “la nube santa” y “el santo aroma” a la atmósfera.

El incienso profundiza nuestra experiencia litúrgica porque incorpora el sentido del olfato. La liturgia incluye todos nuestros sentidos, mostrando el significado de nuestros cuerpos y de toda la creación de Dios. El suave aroma del incienso es la puerta de entrada a lo sagrado de la misma forma en que la maravillosa música, las flores, los vitrales nos conducen hacia una cuidadosa meditación sobre la misteriosa presencia de Dios. Como “católicos cristianos” nos alegramos en poder incorporar la riqueza de la tradición de la Iglesia en sus variadas formas, y esto nos hace sentir en conexión con la Iglesia en todo el mundo y de todos los tiempos.

Una congregación que desea introducir el incienso en la liturgia puede escoger comprar en primer lugar un pequeño brasero o un hornillo de cerámica. El incienso se lo puede usar en la celebración antes o durante la Gran Plegaria Eucarística. La más fuerte conexión con las escrituras se puede hacer al utilizar incienso durante el recitado del Salmo 141 en la Oración de la Tarde: (“Que mi oración suba hasta ti como el incienso…). Un recipiente con incienso también se lo puede llevar en la procesión delante de la cruz.

Un turiferario (también conocido como incensario) es el recipiente que esta tradicionalmente suspendido por cadenas y utilizado para transportar el incienso durante una procesión. Los granos de incienso son guardados en un recipiente conocido como frasco de incienso y de allí se los esparce con una cucharita sobre carbones ardiendo en el turiferario. La persona que transporta el turiferario es llamada de igual manera.

En la liturgia de Santa Comunión, el turiferario se lo puede utilizar durante la procesión de entrada (señalando el espacio y la asamblea del pueblo de Dios), durante la procesión del evangelio (indicando uno de los puntos culminantes de la Liturgia de la Palabra), durante el ofertorio incensar el pan y el vino (indicando la parte de la Cena), y en la liturgia del envío (señalando la importancia de nuestro ministerio en el mundo). Durante la Oración de la Mañana y de la Tarde frecuentemente el altar es incensado mientras de recita el Cántico Evangélico, conectando la oración cotidiana con su fundamento central: la santa eucaristía.

En algunas congregaciones podemos encontrar a aquellos que se pueden resistir al uso del incienso debido a alguna alergia o porque lo consideran “católico”. Esta última preocupación se la puede enfrentar señalando la forma en que toda nuestra liturgia y sus símbolos y acciones están fundamentados en nuestra tradición católica occidental que tenemos en común. Esta preocupación necesitas ser considerada pastoralmente. Algunas congregaciones utilizan un incienso que no produce alergias. Otras anuncian con anticipación las fechas de los domingos en los cuales se ha de utilizar incienso. Abrir una ventana, conectar un ventilador de techo, o utilizar una modesta cantidad de incienso pueden ser algunas otras formas de ser sensible a la totalidad de la congregación sin comprometer la riqueza que el incienso puede aportar a la liturgia.

Turiferario

2.- PARA QUE SIRVE EL INCIENSO

Cuando inspiramos un aroma, el efecto alquímico resulta instantáneo. Desde la antigüedad, las esencias y fragancias se han usado para alejar energías negativas y purificar el alma, así que hoy día se mantiene su versatilidad para trabajar las emociones y atraer cosas que se desean.

2.1 Usos domésticos del incienso

Las propiedades aromáticas del incienso hacen frecuente su uso para la armonización de los espacios. Por eso, en el plano doméstico, son empleados para retirar energías negativas de un hogar, propiciar el flujo económico positivo y procurar la armonía en las relaciones personales de quienes allí viven.

Algunas personas incluso lo emplean para aliviar problemas de insomnio, por el ambiente de esperanza y paz que suscitan algunas de sus combinaciones.

En el feng shui, creencia milenaria de la cosmogonía china, se cree que el incienso resulta ideal para activar la energía relacionada con la prosperidad y la capacidad económica de una familia. Esto debido a que se activa con el elemento fuego que, en este arte, habla de motivación, emprendimiento, dinamismo y termina por atraer el dinero.  

Los diversos aromas del incienso también suelen ser empleados en el hogar para ocultar olores desagradables, dado que se trata de un elemento natural, cuya fragancia perdura por varias horas, sin toxicidad alguna. 

2.2 Usos ceremoniales del incienso

Desde hace miles de años, el incienso juega un importante papel en las ceremonias religiosas y espirituales porque permite la elevación del alma hacia esferas superiores de luz, tal como lo han dejado sentado las civilizaciones antiguas. Encender incienso de forma ritualista es prácticamente el paso previo que se ha establecido en las prácticas religiosas desde tiempos inmemoriales.

Algunos ubican el origen del incienso en Oriente Medio, con su uso de forma más popular en Egipto e Israel. En tiempos de faraones, los artesanos del incienso conocían todos los secretos para producir varitas de calidad, destinadas a distintas funciones.

Por ejemplo, los médicos egipcios solían usar varitas de incienso durante sus prácticas curativas para ayudar a depurar los estados mentales negativos que podían causar enfermedades.

En otras latitudes, como en Japón, se introdujo el uso de incienso para sus propias ceremonias en el sintoísmo y el budismo nipón. Más tarde se expandió a China.

En la región tibetana, el budismo tenía especial predilección por la aplicación de estos sahumerios en las ceremonias de iniciación. Poco a poco se fue quedando en los rituales diarios de los monasterios, pues se consideraba una excelente manera de invocar el apoyo de los espíritus benefactores.

Cuando llegó al Hinduismo y otras religiones de la India, la proliferación de su uso ya era mundial, siempre con fines energéticos.

2.3 Usos espirituales

Siendo el uso de inciensos un portal para dar la bienvenida a buenas energías, ya está más que consagrado su poder para lograr elevar de una forma más espiritual intenciones, oraciones y meditaciones. Resultan perfectos elementos para propiciar la regeneración de la energía y la limpieza de vibraciones bajas.

La fragancia que desprende crea un ambiente muy agradable, a partir de lo que se conoce como el humo sagrado, esa especie de nube que forma la quema de incienso y que dejan una estela de sensaciones positivas a su paso.

3.- FORMATOS DE INCIENSOS

El incienso se consigue en varias presentaciones y grados de preparación. Lo ideal es que sean aquellos completamente naturales. En algunos casos les agregan aceites minerales o sintéticos y otras sustancias químicas para abaratar los costos en su producción, debido a su alta demanda y popularidad en todo el mundo. Por eso algunas personas prefieren aprender cómo se hace el incienso.

3.1 Varitas

El incienso en varas es el de uso más popular. Tiene un centro de bambú y en algunas, de fina elaboración artesanal, incluyen un centro de sándalo aromatizante, rodeado por el incienso principal que se quema en conjunto, dando una fragancia exquisita. Éstas últimas son frecuentes en China e India. Las varas huecas, con centro de bambú se conocen como “varas joss”.

Otro tipo de varas, las macizas, que no poseen ningún centro como núcleo de apoyo, se utilizan en trozos por la facilidad para partirse y emplear apenas lo que se requiera.

Varitas de Inciensos

3.2 Conos

El incienso presentado en forma de cono es una elaboración que mezcla polvo vegetal y aceites esenciales, para obtener una textura y aroma exquisito. Para poder encenderlo es preciso usar un quemador especial que puede ser de bronce o madera.

Conos de Inciensos

3.3 Resina

Esta representa la forma más pura y natural del incienso. Proviene de la goma que se extrae de los árboles como el de copal, Olibano, Mirra y otros. Su aroma suele ser mucho más potente e intenso en esta presentación, que apenas requiere una pequeña porción para darle fragancia a un lugar. No posee ningún tipo de combustible, por lo que no puede ser quemado directamente, sino que requerirá algún carbón para su quema.

Resina

3.4 Espiral

Los inciensos en espiral, suelen usarse para rituales o tradiciones que requieren la quema durante más tiempo. Estos son más gruesos y su forma permite que puedan durar hasta 7 horas expidiendo humo. Son famosos los inciensos de citronella en esta forma, para repeler los mosquitos durante el verano.

Incienso Espiral

4.- CUANDO, DONDE Y COMO QUEMAR INCIENSO

El significado del incienso cuando se quema tiene que ver con la purificación o transmutación de un estado.

En general, el incienso es bueno para disipar las malas energías y puede quemarse a cualquier hora del día, pero en algunos casos, con la oración adecuada, será mucho más poderoso determinar una hora específica de acuerdo a la intención. Por eso resulta importante informarse del ritual ideal para cada petición, pues las horas pueden variar.

Para solicitar ayuda en lo económico, conviene usar el incienso para este campo desde el mediodía hasta que caiga el sol. Si en cambio se trata de una situación sentimental, será mejor encenderlo en la noche.

Para cualquier intención, los inciensos deben ayudarnos a encontrar un momento de paz que eleve la oración y meditación correctamente.

Lo ideal es que se realice en el espacio de la casa donde nos sintamos más cómodos y relajados, si es que la petición no tiene que ver con armonía del hogar, y si se trata de un ritual que impactará concretamente en la casa, conviene pasear el aroma por toda su extensión.

Para un ritual se puede usar de una a tres varitas de incienso, con la ayuda de un quemador especial conocido como incensario.

Para saber cómo quemar incienso, podemos guiarnos por la escuela del Budismo, que ha impartido la costumbre de quemar la vara en forma horizontal, con el extremo donde se enciende mirando hacia la izquierda, de manera que sea posible crear un ambiente tranquilo y relajado.

Si quemáramos el incienso de forma vertical, las cenizas caerían de una manera que se dispersarían, mientras que, de forma horizontal, logran formar una especie de colchón que se vinculan con la Ley de Causalidad, -toda causa produce un efecto y no existe efecto que no provenga de una causa-.

El significado del humo del incienso es diverso. Si al momento de quemar la varita el humo va directo hacia arriba, quiere decir que la petición se hará realidad en poco tiempo.

Si este se va hacia la izquierda significa que otras personas intervendrán para que se cumpla y si es a la derecha, será por cuenta propia. Cuando el humo que despide la vara parece tomar forma de espiral, significa que el incienso está gestionando la recepción de la petición.

Habrá ocasiones en que el humo siga a la persona. En estos casos será necesario reafirmar la petición, con otro tipo de oraciones. Si llegan a formarse argollas a partir del humo, es el símbolo de la expansión ilimitada de energías y vibraciones, lo que se refiere a la posibilidad de ser, es decir, el alcance total del objetivo.

Y por último, si el humo hace fumarolas, al igual que lo haría un tren, esto quiere decir que la petición está rompiendo con mucha fuerza todo tipo de energías para consolidarse.

5.- COMO SE HACE EL INCIENSO

Para hacer incienso basta con valerse de plantas, flores, resinas orgánicas, aceites y extractos vegetales que potencien de la mejor manera un exquisito aroma para nuestros rituales personales.

Los olores intensos de la naturaleza en combustión con otro elemento constituyen un buen incienso, 100% natural.

La resina se obtiene de árboles como el Boswellia, el cedro del Líbano o la Sabina Real proveniente de África, cuyo contenido de trementina influye en la obtención de una fragancia maravillosa.

Al realizar una incisión en el tronco de estos árboles, la resina brota, se seca al tener contacto con el aire y se obtienen pequeños granos redondeados, amarillos y opacos, de textura quebradiza que al quemarse y derretirse expiden un aroma muy agradable. Es la forma de incienso más pura que puede haber.

Cuando nos preguntamos para qué sirve el incienso, la cantidad de respuestas sigue siendo casi infinita, sobre todo, si hemos absorbido la suficiente información como para canalizar su uso de la manera más adecuada y consciente con respecto a sus facultades.

Una vez que los rituales se hacen propios y alimentan el espíritu, tanto como la propia existencia de estos aromas y fragancias, se habrá instaurado un arma poderosa de protección y manejo de las emociones que nunca más querrás obviar de tu rutina.

6.- ALGUNOS AROMAS DE INCIENSOS Y SUS PROPIEDADES

  • Romero

El romero está indicado para atraer la buena suerte. Además de proteger y limpiar el hogar y a las personas que lo habitan, sirve también para destruir maleficios.

Es excelente para consolidar la autoestima de una persona porque aclara la mente, y alejar el odio o los miedos. Algunos le atribuyen la posibilidad de conseguir pareja al aroma del romero. Para los estudiantes resulta fabuloso antes de pruebas o exámenes finales.

  • Jazmín

En el caso del incienso de Jazmín, quemarlo ayuda a combatir la depresión y renueva el optimismo y ánimo de quien lo emplea. Tiene un aroma suave, el cual, dicen, atrae la buena suerte. En otro plano facilita la concentración e inspiración de la persona.

  • Madreselva

Famoso por fortalecer la psique, aclarar la mente y revertir problemas de dinero. En temas de salud, es un excelente aliado para aquellas personas que buscan bajar de peso. Aspirar el olor que emana el incienso de Madreselva cada vez que hay tentación de romper la dieta o dejar la rutina de ejercicios es maravilloso.

  • Almizcle

Dicen que el almizcle logra magnetizar los lugares de forma positiva, así que tiene una marcada tradición de ser usado en ceremonias místicas, para encontrar la paz interior.

  • Aloe vera

Llena el ambiente de un frescor tan especial que propicia la armonía, sobre todo en zonas laborales. Por eso también se le conocen propiedades para lograr concretar proyectos.

  • Bergamota

Su aroma sirve como antidepresivo, pues reanima y da paso a la auto-superación.

  • Canela

El incienso de canela es excelente para la meditación porque ayuda a clarificar la mente y las ideas. Puede mejorar la economía y atraer dinero y clientes para un negocio. También se le atribuyen propiedades afrodisíacas.

  • Cannabis

Está íntimamente ligado al mundo interior de las personas. Suele usarse para viajes a otros planos y consciencias. En general, produce buen humor y relajación así que calmará a personalidades temperamentales. También estimula la creatividad.

  • Clavel

El olor a clavel ayuda a retener el conocimiento y favorece a los novatos en cualquier campo. También se usa como potente afrodisíaco y se le relaciona con la sensación de felicidad.

  • Coco

Entre los inciensos y sus propiedades mágicas, el de coco es uno de los más relacionados con la sensualidad, la estimulación del placer sexual.

  • Eucalipto

Para la salud el eucalipto resulta mágico, pues alivia todo tipo de alergias, propicia la fuerza tanto física como mental -especialmente la agudeza y el ingenio- y además, como bálsamo, fortalece en todo sentido el bienestar del cuerpo.

  • Ginseng

Este sirve para darle potencia a nuestras capacidades y fortalezas en el trabajo. También aporta vigorosidad a los amantes.

  • Lavanda

Maravilloso para descargar, limpiar y alejar el miedo. El incienso de lavanda se usa especialmente para remover las bajas vibraciones en el espacio de trabajo pues es un fuerte promotor de la actividad comercial próspera.

  • Limón

Este es un buen estimulante en general. Despierta la mente, alivia el estrés y los nervios, atrae la alegría. También es un incienso para limpiar y proteger la casa y el lugar de trabajo.

  • Lotus (flor de loto)

La flor de loto es usada para atraer la abundancia, y favorecer la realización de buenos negocios.

  • Manzana

Se emplea para tener buena salud física y mental; causa alivio a cualquier dolor físico.

  • Mandarina

Su aroma es atractivo para las energías del amor y el buen entendimiento en la pareja.

  • Magnolia

Garantiza la salud psíquica y la sana actividad mental. Ayuda a sanar las rupturas familiares, emocionales y laborales.

  • Menta

Excelente para alejar la soledad interior y depurar los ambientes sumamente cargados.

  • Mirra

Es protector universal por excelencia. Cubre ante todo mal o daño que puedas recibir. Por eso se usa para potenciar rituales contra el mal de ojo, los hechizos y la brujería.

  • Patchouli (Pachuli)

Resulta muy efectivo para llamar a la abundancia y prosperidad en todas las etapas de la vida. Si se usa en la mañana, provee de una energía especial, por la noche actúa más bien como afrodisíaco.

  • Pino

El incienso de pino sirve para purificar ambientes, darle frescura y una sensación de limpieza al hogar. Resulta muy energizante.

  • Rosas

El incienso de rosas tiene varias propiedades. El de rosa roja se usa para dar la sensación de paz y atraer el amor. En las mujeres especialmente, puede resolver problemas sexuales y en los hombres, la impotencia psicosomática.

Si es específicamente de rosa blanca, sirve para la armonía emocional y que impere el amor en el hogar. El de rosa amarilla aleja las penas y los recuerdos tristes. Ideal para superar pérdidas de amor.

  • Ruda

El incienso de ruda es muy relajante. Ayuda a librar las duras batallas del insomnio, despierta poderes psíquicos y mentales en quién lo emplea con regularidad.

  • Sándalo

Este tipo de incienso ayuda a la relajación del cuerpo y calma la mente, otorgando suerte y fortuna. Paz interior. Brinda éxito en todo procurando la perseverancia. El incienso de sándalo es excelente para la meditación y relajación.

  • Tomillo

 Al igual que el eucalipto, sirve para garantizar un sueño tranquilo y reparador. Resulta muy estimulante para los pensamientos positivos.

  • Vainilla

Posee un aroma que encanta y seduce, así que suele usarse con fines afrodisíacos. Oler su fragancia revitaliza el cuerpo y activa los sentidos. Resulta un buen compañero de los esfuerzos físicos y los rituales mágicos.

  • Violeta

El incienso de violeta propicia la unión permanente de la pareja, y ayuda a alcanzar una relajación profunda. Útil contra las energías de envidia y celos. Ayuda a aliviar el cansancio y el estrés.

Si este contenido te pareció interesante déjanos un comentario y si estas iniciando en el uso de los inciensos, pincha acá y podrás encontrar una variedad de inciensos que pueden ser de todo tu gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *